10 claves para mantener tu peso estas navidades

Todos sabemos que intentar mantener tu peso a pesar de las cenas, comidas, turrones, tapeos y demás excesos navideños es bastante complicado.  De hecho según las estadísticas, ganamos entre 2 y 4 kilos como consecuencia de los excesos navideños. Pero el peso no es todo, se resiente todo nuestro organismo: acumulación de toxinas, pesadez, fatiga…

1.    CONTROLA LA GRASA QUE COMES
El aumento de peso, puede deberse a un aumento de grasa, de liquidos, o de ambos. Por cada kilo de grasa que comemos, el organismo genera 3kg de nuevos capilares sanguíneos, con el consiguiente esfuerzo del corazón para bombear la sangre. Por lo tanto debemos tener especial cuidado a tomar grasas en excesos.

2.    S.O.S  NECESITAS CARDO MARIANO
Las comidas copiosas, alcohol, azucares a tope… nuestro estomago y sobre todo nuestro hígado se resienten bastante. Para combatirlos nada mejor que el Cardo Mariano. Esta planta actúa directamente sobre las células del hígado, regenerándolas y combatiendo las sustancias toxicas (exceso de alcohol, tóxicos de los alimentos…). En resumen se trata de un excelente antídoto para las grandes ingestas calóricas y atracones de estas fechas.

3.    ¿HINCHAZON DESPUES DE COMER?
Si tienes sensación de pesadez estomacal, hinchazón abdominal o aparición de gases… tranquilo, lo más seguro es que lo has dado todo en tus últimos compromisos navideños. Para aliviar o disminuir estos efectos, el anís, hinojo y un poquito de menta, puede ser de gran ayuda. Se trata de plantas que combaten la formación de gases, estimulan la digestión y actúan sobre los dolores estomacales. Prepárate después de cada comida una infusión y olvida sentirte hinchado.

4.    COMO ME GUSTA UNTAR… PERO CUIDADO, BOMBA CALORICA!!!

Mayonesa, Kétchup, salsa rosa…son unas autenticas bombas calóricas, llenas de grasas saturadas y azucares. Sabes cuantas calorías te tomas por cucharadas? Apunta:

  • Mayonesa: 140/170 Kcal
  • Vinagreta: 160/180 Kcal
  • Salsa Rosa: 130/179 Kcal
  • Salsa Carbonara: 140/150 Kcal
  • Mostaza: 20 Kcal
  • Ketchup: 30 Kcal (mejor si es de cultivo ecológico y sin demasiados añadidos)

5.    COMPENSA LAS COMIDAS
Si en la comida casi tienes que salir en carretilla de la cantidad de comida ingerida, intenta compensarlo con una cena ligera o ayuno nocturno. Lo mas adecuado seria una cena ligera y depurativa a base de verdura, fruta o caldos digestivo. Un excelente remedio es añadir algún elemento fermentado como salsa de soja o miso, para recomponer la flora intestinal, remineralizar, y depurar la sangre. Y si ya estas con las manos en la masa te recomendamos unas deliciosas sopas de Genmai Miso o Hatcho Miso.

6.    O CERRAR LA BOCA O…. GLUCOMANANO
Esta maravillosa fibra, produce una sensación de saciedad que te ayudara a comer menos. Este producto natural aumenta hasta 200 veces su peso en seco, formando en el estomago una gelatina que mandará una señal de estar más llenos y por tanto reduciremos la cantidad de comida ingerida.

7.    EN BUSCA DEL APERITIVO SALUDABLE
Los aperitivos, suelen contener gran cantidad de grasas saturadas y azucares. Asi que tenemos que tener cuidado con lo que comemos, porque al final vamos sumando calorías sin darnos cuenta. La mejor opción es decantarse por aperitivos saludables y poco calóricos a base de vegetales y proteínas (a poder ser también de origen vegetal): mejillones al vapor, gambas a la plancha, gulas, delicias de seitan…

8.    MEJORA LA DIGESTIÓN Y CONTROLA LAS CALORIAS CON PIÑA
La piña y la papaya, son frutas ricas en bromelina, una enzima que ayuda a romper las proteínas y a mejorar la digestión de las comidas. (De hecho para aquellas personas que tengáis malas digestiones o digestiones pesadas, podéis encontrar en vuestro herbolario jarabes y cápsulas a base de piña, papaya, aloe vera… que os ayudaran enormemente).

Añade algo de piña en tu plato de carne o pescado como acompañamiento o tómala de postre, de esta forma te aseguraras comer un postre saludable, digestivo y con muy pocas calorías.

9.    MARCHANDO UNA RONDA DE PROBIOTICOS…
Durante estas celebraciones, las comidas suelen ser hiper-proteicas: embutidos a tope, carne como si se acabase el mundo, pescados, mariscos… Estos alimentos acidifican nuestro organismo, y además de ser la causa de un gran número de enfermedades, destruyen nuestra flora intestinal. Para compensarlo, recuerda esta regla básica: por cada 4 piezas de fruta o verdura puedes tomar una de proteína! Y por supuesto es el momento de tomar simbióticos (probióticos + prebióticos) durante al menos 15 días.

10.    INFUSIONES DETOXIFICANTES
Por dos razones necesitamos si o si tomar infusiones detox estas navidades. Una es porque nuestro pobre hígado (y riñón) lo tenemos al máximo rendimiento intentando depurar y eliminar todas las grasas y tóxicos que vamos ingiriendo, y Dos, porque un forma perfecta de compensar la abundancia de las comidas navideñas es privarnos del postre (que casi siempre será dulce) y sustituirlo por un te o infusión que, además de hidratar, te ayudará a mejorar la digestión. Así que no olvidéis una buena infusión de Boldo, te verde, Roiboos, diente de león, cola caballo…