Antiinflamatorios Naturales

Si estas buscando alguna alternativa o algun remedio natural que te ayude a reducir la cantidad de  Ibruprofeno, diclofenaco… que tomas, creemos que este artículo te puede resultar interesante.

Vamos por partes…¿Qué es la inflamación?

Muchas veces tendemos a pensar que la inflamación es algo malo, un enemigo al que hay que combatir. Pero no es así, la inflamación no es más que una respuesta de defensa de nuestro propio organismo, cuya finalidad es eliminar al agente que está causando la lesión. Es decir, la inflamación es el mecanismo que tiene nuestro organismo para curar la lesión, por tanto si suprimimos totalmente la inflación también estaremos dificultando el proceso de recuperación de la lesión.

¿Cómo se puede tratar la inflamación?

Hay dos maneras de tratar la inflamación:
1. Suprimir el proceso inflamatorio cn AINEs
2. Modular el proceso inflamatorio

Hasta ahora, los medicamentos más comúnmente usados son los antiinflamatorios clásicos como los AINEs (ibuprofeno, diclofenaco, etc) o los corticoides. Este tipo de medicamentos bloquean la inflamación. Al desaparecer la inflamación desaparece también el dolor asociado a ella, por lo que puede parecer que la lesión está curada. Pero no es así, ya que la inflamación es solo el síntoma de que algo no está bien, y por tanto suprimiéndola eliminamos el síntoma, pero no la lesión.

Debemos entonces aguantarnos el dolor?, No, necesariamente, siempre puedes calmarlo con un

Sin olvidar que los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) no son útiles en los pacientes con tendinitis u otro tipo de tendinopatía (lesiones del tendón). Es más, el consumo de estos fármacos puede retrasar la curación del problema, según un editorial que publica el ‘Clinical Journal of Sport Medicine’.

¿Qué opciones tenemos a nivel natural?

CURCUMA (Curcuma Longa L.)

analgésico (Que NO es lo mismo que un antiinflamatorio, aunque muchas veces se use como tal!!)
Posee propiedades anti-inflamatorias. Mantiene sanas las articulaciones. Esta especia contiene curcumina, un potente analgésico que ayuda a bloquear el dolor en el cuerpo y a la vez a reducir la inflamación.

El extracto de cúrcuma y su principio activo la curcumina ha demostrado en estudios una acción antiinflamatoria comparable a la cortisona y a la fenilbutazona, en casos de inflamación aguda, con la ventaja de que no produce los efectos secundarios asociados a estos fármacos.
Estos curcuminoides inhiben la producción de prostaglandinas inflamatorias tipo 2.

Para todos los que practicamos deporte también puede ser un buen aliado, ya que nos ayuda a mantener nuestras articulaciones en perfectas condiciones evitando que se inflamen y duelan.

Se puede encontrar en polvo, así como también en cápsulas.

Pero tenemos que saber que la cúrcuma no es de fácil absorción para el organismo humano (2 gramos de cúrcuma no se detectan en el suero tras ser ingerida), sin embargo, dicha absorción mejora considerablemente si se ingiere con pimienta negra (aumenta la absorción de la curcumina en un 2,000%).

El contenido de curcumina de la cúrcuma no es muy alto, es alrededor de 3%, en peso, por tano las dosis empleadas en usos culinarios no alcanza la requerida para inducir estos efectos, por eso no se garantizan.

Por ello para experimentar un efecto antiinflamatorio deberemos tomar extractos concentrados de curcumina. La forma Curcuma Complexada es la que asegura uno de los mayores niveles de absorción.

Estudios recientes demuestran que la curcumina es eficaz para aliviar el dolor crónico de la artritis reumatoide.

Otro de los beneficios de la cúrcuma es su capacidad antioxidante, ayudando a detener la progresión de los radicales libres y evitando la aparición de nuevos. La capacidad antioxidante de la cúrcuma es mayor que la de la vitamina C y la vitamina E.

Con esperanza, hemos de nombrar que la curcumina y otros curcuminoides han demostrado gran capacidad antioxidante y antiinflamatoria y están incluidas en la Fase I de estudios clínicos para quimioprotección en cáncer por el Instituto Nacional Cáncer.

Dosificación
La dosis recomendada es entre 500 mg y 1.000 mg del extracto seco de raíz estandarizado, el cual debe contener un 95% de curcumina. Como antiinflamatorio: 400-600mg hasta 3 veces al día con una base de lípidos como aceite de pescado, GLA o lecitina, para optimizar la absorción, con las comidas principales

En qué caso esta contraiindicada.
La cúrcuma es bastante segura en las dosis recomendadas  pero estaría contraindicada a personas con úlceras sangrantes y, en tratamientos prolongados, a embarazadas o a personas que se mediquen con anticoagulantes, por su acción sobre la agregación plaquetaria. También  hay algunas evidencias que sugieren que altas dosis no deben ser ingeridas por personas con cálculos biliares, dado que los cálculos biliares pueden inhibir el flujo de la bilis

OMEGA 3

Los omega 3 son un gran aliado por su efecto antitrombótico y antiinflamatorio, como ya se ha publicado en la revista de la sociedad Española de Cardiología).

Los ácidos grasos esenciales se metabolizan en el organismo para formar prostaglandinas

Las personas con artritis o con enfermedades inflamatorias pueden beneficiarse con una suplementación, aceite de linaza (de grado comestible), aceite de borraja y aceites de pescado. Las prostaglandinas de la serie uno (PGE1) procedentes de los vegetales que contienen ácido linolénico ofrecen esta acción, lo mismo que las prostaglandinas de la serie tres, procedentes de los aceites de pescado que contienen ácido alfa-linolénico. Las PGE1 ayudan a prevenir la liberación del ácido araquidónico de las células, reduciendo así la cantidad de inflamación que el exceso en los niveles de este ácido graso (de las carnes y de los alimentos lácteos) puede provocar.

Algunos ejemplos de tratamiento en Enfermedades inflamatorias

Artritis reumatoide
Un análisis de 400 pacientes reumáticos demostró que tomar aceites de pescado durante al menos 12 semanas, disminuyó el número de articulaciones doloridas en el examen físico y redujo la rigidez matinal. Los beneficios se vieron con una dosis mínima 3 g de EPA + DHA al día y no se observaron hasta la semana 12.

antiinflamatorias. Estas substancias similares a las hormonas ayudan a reducir la inflamación en el organismo. Los ácidos grasos esenciales procedentes tanto de los aceites marinos como de los aceites vegetales no hidrogenados sin refinar, tienen la capacidad de reducir el dolor y la inflamación si son administrados durante un período ininterrumpido y en dosis correctas.

Colitis ulcerosa y Enfermedad de Crohn
Estudios clínicos con omega 3 obtuvieron una remisión de la enfermedad, al dar a enfermos de
Crohn 2,7 g de EPA + DHA durante un año. La toma de 4,2 a 5,4 g/día durante 3 a 12 meses en pacientes con colitis ulcerosa, aportó mejoras, como una reducción en el uso de corticosteroides, la producción reducida de mediadores de la inflamación y mejoras en el rendimiento y estado general.

Asma
Los eicosanoides inflamatorios derivados del ácido araquidónico juegan un papel importante en el asma. Dado que una ingesta aumentada de omega 3 disminuye la cantidad de ácido araquidónico disponible para la formación de estos mediadores inflamatorios, se deduce que los omega 3 pueden ser útiles en un tratamiento antiasmático.

Otras plantas naturales que también nos pueden ayudar a reducir las situaciones antiinflamatorias,

JENGIBRE
Presenta propiedades analgésicas y anti-inflamatorias. Se puede utilizar de forma externa para casos de artritis, síndrome del túnel carpiano, golpes, torceduras, etc.
Es una de las plantas para el dolor de cabeza.

HARPAGOFITO
En Alemania, siete de cada diez prescripciones para el reumatismo correspondieron al harpagofito.

El gran interés farmacológico del harpagofito es, por su capacidad para reducir las manifestaciones  inflamatorias y/o dolorosas del aparato locomotor como las afecciones reumáticas, la osteoartritis, lumbalgia o tendinitis.

UÑA DE GATO
La uña de gato contiene un agente antiinflamatorio que evita que se produzca la prostaglandina, una hormona responsable del dolor y de la hinchazón, relajando los músculos. También es sumamente útil para aquellas personas que sufren de osteoartritis, sobre todo en las rodillas.

Nota: La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. Nuestra primera recomendación ante cualquier duda, es que consulte a su médico.