Azufre para tus articulaciones

El metilsulfonilmetano (MSM) es un compuesto azufrado presente en las plantas verdes y en los organismos de todos los vertebrados. Es el sexto mineral más abundante en la leche materna y el tercer nutriente más encontrado en el cuerpo humano.

El azufre es necesario para la formación del tejido conectivo, las proteínas y el músculo. Se ha observado que la concentración de azufre en cartílago artrítico es un tercio de la que se encuentra en un cartílago sano.

El MSM es un elemento mineral fundamental para el correcto funcionamiento de la estructura de nuestro organismo. Una de sus principales características es que ayuda a lubricar las articulaciones, mejorando su movilidad.

Favorece la generación de colágeno por parte de nuestro organismo, así como a la formación y desarrollo del cartílago. El MSM contribuye a aliviar y tratar las siguientes dolencias: dolor crónico, artrosis, tendinitis, bursitis y el reumatismo, el síndrome del túnel carpiano y el dolor muscular

Estudio – La investigación muestra que la ingesta diaria de MSM 10 días antes de una carrera de 14 km puede ayudar a disminuir la lesión muscular.

Inflación y dolor – Sus efectos beneficiosos tienen una estrecha relación con el incremento de enzimas antioxidantes como N-acetilcisteína y glutationa, esenciales para tratar casos de degeneración, dolor e inflamación articular.

Al ser un fosfato de calcio disuelto, MSM ayuda a romper los depósitos de calcio no saludables en el cuerpo, que son la causa principal de las enfermedades degenerativas.

 

¿Dónde lo podemos encontrar?

Entre los vegetales, podemos obtener azufre del ajo, las cebollas, los espárragos, los aguacates, las legumbres, el brócoli, la mostaza, semillas de girasol, alfalfa, maíz, tomates, té, etc.

Sin embargo, cuando se cocina a altas temperaturas (pasteurización), se evapora. La pasteurización corta el contenido de MSM en, aproximadamente, un 50%. Para asegurarnos de que estamos obteniendo el máximo principio activo posible de MSM de cualquier alimento, deberíamos tomarlo crudo o muy poco procesado.

También podemos encontrarlo en polvo, para añadir a nuestro batidos o zumos.

Para situaciones donde necesitemos trabajar dolencias o patologías, necesitaremos concentraciones mas altas que encontraremos en formato de pastillas.

 

Si quieres paliar o prevenir algunas de las dolencias descritas anteriormente, puedes encontrar productos con el compuesto azufrado MSM en nuestra tienda de herboristería La Salud.

 

Si quieres saber más… Eduardo Sanz te lo explica en Heraldo TV. 

Related posts