Beneficios del polen de abeja en la dieta y la salud

El polen de abeja es un complemento alimenticio de cuya fabricación se encargan las propias abejas. Mezclan el polen que recolectan de las flores con su propia saliva (néctar) y después lo almacenan en algunas secciones del panal recubierto con miel y cera. Esta curiosa mezcla es muy rica en lípidos, vitaminas, micronutrientes, aminoácidos y flavonoides.

Durante años al polen se han atribuido numerosos beneficios para la salud y la dieta, durante décadas este suplemento se ha utilizado para reducir o prevenir estados de cansancio, fatiga y anemia. Siempre ha tenido la capacidad de ser un condimento con capacidad energizante sobre todo en estados de alta tensión en el día a día como períodos de exámenes. Y es que no son otros sino sus altos contenidos en proteínas, hidratos de carbono y vitamina B los que consiguen este efecto.

Asimismo, el polen de abeja también se utiliza para ayudar a prevenir enfermedades de la piel como los eczemas o la psoriasis dadas sus propiedades anti-inflamatorias. Asimismo también protege el sistema respiratorio y ayuda con patologías como el asma. El polen de abeja también es muy rico en antioxidantes que favorecen la desinflación de los pulmones y hacer que la respiración sea menos costosa.

Como muchos complementos alimenticios, el polen se puede encontrar en granulado natural o en cápsulas. Para hacer mas fácil su consumo diario e incluirlo en tu dieta.