Cómo mejorar la memoria y la concentración

La memoria es la capacidad mental de registrar, conservar y evocar ideas, imágenes y sentimientos.

Potenciar la actividad mental y física, así como seguir una dieta equilibrada es la mejor manera de mantener en buen estado nuestras capacidades cognitivas.



POTENCIAR LA ACTIVIDAD MENTAL

Hacer crucigramas, puzzles, leer, escribir, hablar y relacionarse con otras personas. Todo esto nos ayudará a desarrollar el cerebro y estimular la capacidad de aprender. A fin de cuentas, la memoria es como un músculo más, se entrena con la práctica. Con los años, nuestras capacidades van mermando y es importante mantenerlas en forma para evitar males como el Alzheimer.

REGULAR LA ACTIVIDAD FÍSICA

“Men sana in corpore sano”. Realizar ejercicio físico mantiene en forma tanto el cuerpo como el cerebro. Salir a andar o a correr, montar en bicicleta, nadar, etc. Son actividades agradables y que podemos llevar a cabo en cualquier momento.

El ejercicio mejora nuestro riego sanguíneo y el aporte de oxígeno y glucosa.

SEGUIR UNA DIETA EQUILIBRADA

Una dieta adecuada es aquella compuesta por frutas y verduras, alimentos que contengan Vitamina B (cerales, nueces..) y pescados ricos en Omega 3.

Es vital consumir productos con bajo índice glicémico (arroz, pasta, patatas…), reducir el consumo de dulces y refinados y limitar el exceso de grasas, alcohol y bebidas estimulantes como el café.

También, en caso de que sea necesario cubrir carencias o necesidades especiales, la dieta puede integra complementos alimenticios ricos en fósforo: fosfatidilserina, Vitaminas B, ácido glutamínico, Gingko Biloba, Gingsen Americano, Jalea real, etc.

OTROS CONSEJOS ÚTILES

  • Dormir una media de 8 horas diarias
  • Utilizar técnicas mnemotécnicas o trucos lingüísticos
  • Mantener hábitos o rutinas
  • Practicar técnicas de relajación
  • Silenciar los móviles, desconectar Internet y las redes sociales