Cómo reducir los ronquidos

Queremos hacer nuestra esa gran frase del refranero que dice que es mejor prevenir que curar. En Herboristería La Salud no podemos estar más de acuerdo con ese refrán, y es por ello os traemos algunos trucos para evitar los ronquidos.

Hábitos saludables

Mantener hábitos saludables mejora nuestra calidad vida en todos los aspectos y lo notamos tanto nosotros como los que nos rodean. Estos son 5 valiosos consejos que puedes seguir y que ayudarán a despejar tus fosas nasales por la noche:

Bebe agua

Evita las comidas y cenas copiosas

Haz ejercicio y consume una dieta equilibrada para disminuir el riesgo de sobrepeso

Duerme en posición fetal o de lado

No tomarse la última copa. Todos los expertos en sueño saben que el alcohol es un imán para los ronquidos.

 

Eucalipto y menta

Consiste en hacer vahos con las hojas de la menta o el eucalipto antes de iros a dormir, ya que tienen propiedades expectorantes que ayudarán a suavizar la garganta y a abrir las vías respiratorias. También, en lugar de hervir las hojas, podéis comprar los aceites esenciales de ambas plantas, echando unas cuantas gotas en un vaso de agua caliente. Para que el efecto perdure aún más, también podéis echar unas cuantas gotas en la almohada o el cabecero de la cama.

 

Agua de mar para despejar la nariz

Si la obstrucción de las fosas nasales es continua y persistente, puedes probar a utilizar soluciones de agua salina para liberar tus fosas nasales de la obstrucción. Si no tienes agua salina en casa, también puedes preparar tu propia solución.

Cúrcuma

Sus efectos antiinflamatorios pueden ayudarnos a combatir también los ronquidos. Para ello, tomaremos un 1/4 de cucharada de cúrcuma antes de ir a dormir. Es muy recomendable tomarla justo antes de irse a dormir.