¿Cuáles son los suplementos naturales ideales para nuestras mascotas?

Nuestras mascotas, en este artículo nos centraremos en perros y gatos, también pueden encontrar en la naturaleza la solución a algunos problemas. Si a nosotros nos encantan y se convierten en un verdadero aliado para el organismo, ¿por qué no completar la dieta de este “especial” miembro de la familia con suplementos naturales y ecológicos?.

Entre las razones para optar por este tipo de productos se encuentra que no sólo beneficia y respeta la salud de nuestras mascotas, también cumple el mismo papel con el medio ambiente. Los suplementos naturales contribuyen a mejorar además el pelaje, la vitalidad incluyo son buenos aliados para el buen humor. También ayudan a la digestión, fortalecer las articulaciones o los dientes.

Su uso es sin receta médica y siguiendo la instrucciones del fabricante, aunque ante cualquier duda lo más indicado es consultar con un experto. A continuación explicaremos algunos de los suplementos alimenticios más recomendados.

  • Aceite de salmón

El aceite puede considerarse una de las bases fundamentales para la correcta alimentación de los perros. Poseen altos niveles de ácidos grasos como Omega 3 y 6, EPA y DHA , que generan la energía suficiente para que lleven a cabo las funciones vitales, además de mejorar la piel, el pelaje y la lubricación de sus articulaciones.

  • Algas marinas

Las algas marinas contienen mucho yodo, cobre y zinc, además de ser fuentes ricas en minerales, vitaminas, oligoelementos y proteínas. Si tu mascota tiene problemas intestinales o de piel, esta es una opción muy recomendable, no obstante la cantidad no debe ser mucha y en días salteados.

Chlorella: Es conocida por su capacidad de desintoxicación, pues se considera como un antibiótico natural que refuerza el sistema inmunológico. La toma recomendable sería de 200 mg. / día para perros pequeños y gatos, 600 mg. para perros medianos y hasta 1000 mg. para perros grandes una o dos veces a la semana.

Espirulina: Es un antioxidante muy eficaz que incentiva el sistema inmunitario con propiedades anti-inflamatorias. Contribuye a regenerar tejidos y mantener el sistema intestinal libre de parásitos. En este sentido, es capaz de desintoxicar el riñón y el hígado. La dosis sería de hasta media cucharada por cada 10 kg. de peso una o dos veces por semana.

  • Jengibre

Si en los humanos el jengibre ayuda a mejorar los problemas digestivos, vómitos y náuseas, en los perros los efectos son los mismos. En los trayectos largos es un buen compañero de viaje… También es un excelente remedio para resfriados y gripes.

  • Propoleo y polen

El própolis es un antibiótico y antiviral natural muy eficaz y contribuye a estimular el sistema inmunológico. Una de sus ventajas, si lo comparamos con los antibióticos tradicionales, es que no afecta a la flora intestinal. El própolis ayuda a mejorar inflamaciones y heridas. También es un tratamiento contra las lombrices. Dependiendo del peso del perro o del gato, se puede dar una pizca y hasta una cucharadita a la semana. Es muy rico en minerales, vitaminas y oligoelementos.

Respeto al polen ayuda a potenciar el sistema inmunológico. Hay que tener cuidado con los perros y gatos que tengan alergia, porque pueden generar una importante reacción.

  • Levadura de cerveza

La levadura de cerveza es sobre todo rica en vitamina B, además de poseer muchos minerales y vitaminas. El momento propicio para usarla es durante el cambio de pelaje y para problemas de piel. No pueden tomar levadura de cerveza aquellos perros con epilepsia, ni tampoco los alérgicos. En cuanto a la toma, puede ser de una cucharada pequeña, dependiendo del tamaño del animal y durante dos semanas completas en durante el cambio de pelo.

  • Avena y lavanda

La avena posee efectos similares a la manzanilla. En el caso de los perros, es un eficaz tónico relajante para los animales más nerviosos y pueden ingerirla cocinada o cruda.

El aceite esencial de lavanda ayuda también a tranquilizar a nuestras mascotas, al igual que ocurre en los seres humanos. En este caso no es necesario que nuestra mascota la ingiera, solo con olerla será suficiente. Un truco es aplicar unas gotitas en el lugar donde duerme.

Related posts