Extracto de semilla de pomelo para combatir bacterias, virus y hongos

El extracto de semilla de pomelo es un remedio natural eficaz para combatir 800 tipos de bacterias y virus, así como gran cantidad de hongos y parásitos, preservando la flora bacteriana intestinal. Es un producto inocuo, no tóxico y sin efectos secundarios en las dosis recomendadas.

¿Cómo aparece el uso de estas semillas en la medicina natural?

En la década de los 80, el doctor, físico e inmunólogo alemán Jacob Harich observó que las pepitas de pomelo que tiraba a la basura no se descomponían. Por curiosidad, decidió analizar más detenidamente el fenómeno y descubrió que los componentes de la semilla tenían propiedades germicidas. A partir de entonces, se comenzó a obtener el extracto de las semillas de pomelo para aplicarlo a diferentes usos de la salud: se ha convertido ya en todo un clásico para las infecciones y el exceso de bacterias en los intestinos, pero también se aplica como antiséptico, antifúngico, antibiótico natural, antioxidante y antiinflamatorio.

¿Cómo se obtiene?

El auténtico extracto de semillas de pomelo es un producto resultante de mezclar solo las semillas, sin pulpa ni zumo. Se extraen los principios activos de las semillas (flavonoides y vitamina C), conservando la naringina, que es el flavonoide que aporta al pomelo su sabor amargo.

Propiedades

La presencia de flavonoides, aumenta la biodisponibilidad y la absorción de vitamina C, que es antioxidante, ayuda a mejorar en caso de resfriado y también a absorber el hierro y sintetizar el colágeno. Los ácidos ascórbico y cítrico tienen una actividad microbiana y bactericida muy potente: actúan sobre 800 cepas de bacterias patógenas tan grampositivas como gramnegativas (incluyendo staphylococcus, pseudomonas, legionela, clamidia, estreptococos, helicobacter pylori, escherchia col, etc.), virus, más de 100 cepas de hongos (como la conocida Candida albicans) y una gran variedad de parásitos unicelulares.
Lo que lo diferencia de un antibiótico normal es que no compromete la flora intestinal habitual como los lactobacilos y las bifidobacterias.

Beneficios

AFTAS BUCALES E INFLAMACIONES DE GARGANTA

Las aftas bucales son a menudo causadas por la Candida albicans y se manifiestan como lesiones blanquecinas en la mucosa oral, labios, lengua y garganta. Es más común en niños con las defensas bajas, ancianos, diabéticos y personas que toman antibióticos durante tiempo prolongado. ¿Cómo usar el extracto de semillas de pomelo? Mezcla 20 gotas de ESP concentrado (o vaciar el contenido de dos tabletas) en 180 a 200 ml de zumo diluido o en la misma cantidad de agua. Hacer gárgaras con la solución durante varios segundos antes de expulsarla de la boca. Las gárgaras se pueden repetir tantas veces como sea necesario. Como tratamiento interno se utilizará la misma solución tragándose el contenido. De ese modo, las áreas de la garganta inaccesibles a las gárgaras también serán tratadas y se combatirá la enfermedad de modo sistemático.

CASPA

Si añades 10 gotas de ESP a cada aplicación de champú puede ayudarte a combatirla (¡no olvides mezclarlo todo con brío antes de su aplicación al cabello!). Espera de 3 a 5 minutos antes de aclarar el cabello con agua abundante.

DIARREA

Si la causa de la diarrea se atribuye a una infección bacteriana, vírica o fúngica, la administración de ESP es muy beneficiosa. Toma de 15 a 20 gotas (o dos tabletas) diluidas en zumo cada cuatro horas hasta un máximo de 60 gotas al día.

GINGIVITIS Y ENFERMEDADES BUCALES

La inflamación de las encías está frecuentemente causada por la acción de las bacterias, aunque los hongos y virus pueden estar también involucrados en el proceso. En ocasiones, también se están provocadas por un déficit nutricional (específicamente, de vitaminas A y C). El ESP también es eficaz para el tratamiento de pequeñas úlceras que aparecen frecuentemente en las encías y en la parte interior de los labios. ¿Cómo usarlo? Diluir de 5 a 10 gotas en 200 a 250 ml de agua. Tomar una pequeña cantidad de la solución, agitar en la boca y hacer enjuagues.

FLATULENCIA ABDOMINAL

Habitualmente, el gas en el tracto digestivo está causado por la fermentación de los carbohidratos, ésta la causan varios microorganismos entre los que destacan las bacterias, los hongos y los parásitos. En la mayoría de los casos la flatulencia solamente produce ligeras molestias, pero en ocasiones es dolorosa. Si la flatulencia está causada por bacterias u hongos, el empleo de ESP alivia la sintomatología pasados varios días. Uso: de 10 a 20 gotas (o una o dos tabletas) diluidas en agua y tomar tres veces al día antes o después de las comidas.

GRIPE Y RESFRIADOS

Recomendación de uso: a los primeros síntomas de gripe, tomar 15 gotas de ESP (o dos tabletas) diluidas en zumo, tres veces al día.

INFENCIONES FUNGICAS

Las propiedades antifúngicas del ESP constituyen una de sus principales aplicaciones. Si la infección es crónica, previamente a la administración de ESP debe seguirse una dieta depurativa durante al menos una semana. Esta dieta debe restringir la fécula, el almidón y los alimentos ricos en azúcar; además deben suprimirse las comidas fermentadas, el café, cigarrillos y el alcohol. Después, el ESP debe tomarse entre las comidas. Si la persona presenta una irritación del tracto digestivo, puede tomarse con las comidas o en forma de tabletas. Un ejemplo de orientaciones de uso para una persona de 70 kilos de peso sería:
– Días 1 a 3: 10 gotas dos veces al día junto con zumo de frutas o verduras o 1 tableta dos veces al día.
– Días 4 a 10: 15 gotas dos veces al día diluidas en zumo de frutas o verduras o 1 tableta tres veces al día.
– Días 11 a 28: 15 gotas tres veces al día o 2 tabletas dos o tres veces al día.

INFECCIONES PARASITARIAS

Para evadir las defensas inmunes que nuestro organismo presenta en su lucha contra cualquier patógeno, los parásitos se instalan en las paredes del tracto digestivo, e incluso pueden penetrar en el interior del cuerpo. El ESP es un arma eficaz tanto para la prevención como para el tratamiento de la infección.

INFECCIONES VAGINALES

Muchas infecciones vaginales son causadas, entre otros posibles gérmenes, por hongos y levaduras. Antes de proceder a su tratamiento con el ESP es conveniente realizar un diagnóstico diferencial por si se trata de una enfermedad de transmisión sexual. Se recomienda añadir 16 gotas de ESP en 500 ml de agua previamente hervida, filtrada o destilada, a temperatura ambiente, y agitar bien la mezcla. Irrigar la vagina una vez al día durante 3 días. Repetir la misma operación cada 5 días. Si la persona presenta una discreta irritación vaginal debe disminuirse la dosis y aplicar 5 gotas disueltas en 500 ml de agua. No es conveniente el empleo de ESP para las mujeres embarazadas ni durante la menstruación.

HONGOS EN LAS UÑAS

La mayoría de las alteraciones morfológicas que afectan a las uñas son provocadas por hongos que, en determinadas condiciones, se instalan debajo de las uñas. Para garantizar una máxima penetración se recomienda mezclar 40 a 50 ml de ESP en 150 ml de alcohol al 80% o vodka. Aplicar debajo y dentro de la uña 2 o 3 veces al día empleando una brochita como las que se usan para pintar las uñas. En general, los hongos son bastante resistentes, por lo que deberá aplicarse este tratamiento durante un periodo de uno a dos meses.