Lasaña de Espelta y calabaza

Os dejamos otra recetica rica y vegana para que hagais el fin de semana.

Ingredientes para unas 4 personas

  • Obleas espelta integral 1 caja de 250 gramos aproximadamente
  • 300 gr de calabaza naranja
  • 6 champiñones
  • Piñones al gusto
  • 1 cebolla grande
  • 1 tomate natural
  • Tomate frito  ecológico  como por ejemplo Cal Valls
  • Aceite de oliva virgen extra. Yo utilizo el aceite Eco Maño
  • Sal marina al gusto
  • 1 cucharada postre de cúrcuma en polvo
  • 1 pizca de pimienta negra en polvo
  • Queso vegano Vio life  (opcional)

Para la bechamel necesitaremos harina espelta integral y leche avena (se hace como cualquier otra bechamel). Si no la queremos hacer tenemos la opción de comprar bechamel de arroz ecológica Amadin, está buenísima!

Preparación:
Ponemos la calabaza naranja a cocer (aproximadamente unos 20 minutos pero depende un poco del tamaño de las piezas)  o al vapor,  mientras tanto en la sartén haremos un sofrito con la cebolla, el tomate natural,  los champiñones, la  cúrcuma y la pimienta negra.

En cuanto tengamos la calabaza cocida y cortada a dados la añadimos al sofrito y agregamos los piñones y la sal marina. Reservamos el sofrito.

Para preparar las obleas de espelta necesitaremos poner agua en una cacerola, cuando este muy caliente iremos metiendo de una a una y las tendremos segundos en el agua.  Aunque en la caja indica que no falta mojarlas, yo sí que lo recomiendo porque queda mucho mejor.

Una vez que tengamos todas las obleas secas, pondremos un poco de tomate frito en una bandeja de horno y a continuación colocaremos una fila de obleas, rellenamos con el sofrito y otra capa de obleas con un poco de tomate frito y el sofrito otra vez y así sucesivamente. Podremos poner un poco de queso vegano, esto es opcional y al gusto.

Cubriremos la lasaña con la bechamel y horneamos unos 30 minutos.

Explicación para bechamel: en una sartén colocamos 1 cucharada sopera   de aceite y una vez caliente, vamos añadiendo la harina de espelta (poco a poco) y como enseguida se empieza a tostar es muy importante ir echando la leche poco y poco y sobretodo sin parar de revolver con una  cuchara de madera.

Conciendo un poco más sobre la Espelta:

Una ventaja de las proteínas de los granos enteros de espelta es que estas contienen mucha fibra y poca grasa en comparación con la carne roja. Además, están libres de colesterol y aportan vitaminas, minerales y fitonutrientes que la carne roja no tiene.

Aunque la espeta tiene muchas propiedades vamos a destacar 4:

Aporta energía: La espelta cuenta con múltiples vitaminas y minerales indispensables en nuestro organismo, destacando las del complejo B. Favorecen el sistema nervioso y sobre todo el metabolismo, transformándose en energía.

Favorece la digestión: Gracias a su alto contenido en fibra dietética y por su facilidad a la hora de digerirse. Además, el gluten en la espelta tiene mayor solubilidad en el agua, razón por la que la espelta es más fácil de digerir que el trigo.

Mejora de la piel: El consumo de espelta dentro de una dieta equilibrada disminuye la aparición del acné. En esta línea, este grano completo también favorece la desaparición de las cefaleas y ayuda en la prevención del estrés, provocando la no aparición de sus síntomas en nuestra piel.

Repara los tejidos: La presencia de ácido silicílico y de magnesio en la espelta, dos de los nutrientes más importantes para nuestro organismo, la convierten en un alimento clave dentro de una dieta saludable. La espelta repara nuestros tejidos y fortalece el sistema inmunológico.