Mascarillas naturales para cuidar tu pelo en verano

Para fortalecer la salud de nuestro cuero cabelludo y evitar la caída del cabello, la sequedad y el pelo graso, son esenciales los remedios naturales. Cada vez somos más conscientes de lo perjudicial de los productos que contienen componentes químicos, agresivos y perjudiciales,  como las siliconas y los parabenos. Si apuestas por lo natural, aquí te dejamos una lista con 10 mascarillas naturales y caseras para cuidar tu pelo:

 

  1. Mascarilla de aloe vera: repara el daño ejercido por el sol. Necesitarás media pulpa de una hoja de aloe vera y una cucharada de zumo de limón. Después de mezclar los ingredientes, lo aplicamos al pelo. Después de 15 minutos, aclaramos con agua fría.
  2. Mascarilla de vinagre y yogur: para suavizar un pelo graso y regenerar un cuero cabelludo dañado. Bate una cucharadita de vinagre en media taza de yogur (puedes añadir, también, una cucharada de miel). Aplícalo en tu cabello, que repose durante media hora antes de aclarar. Esta es una solución muy efectiva contra las puntas abiertas.
  3. Mascarilla de plátano y aguacate: antioxidante y nutritiva. Después de machacar un plátano y un aguacate, aplicamos la ‘papilla’ resultante sobre el pelo húmedo. Después de 20 minutos, aclaramos con agua fría.
  4. Mascarilla de huevo: la yema es rica en proteínas y grasas que hidratan tu cabello y previenen el pelo graso. Bates un huevo y lo aplicas sobre tu cabello. Después de media hora, lo aclaras con un jabón suave, natural. Repetir dos o tres veces al mes.
  5. Mascarilla de fresas: exfolia y repara. Machacamos 12 fresas y añadimos una cucharada de mayonesa. Después de conseguir una pasta homogénea, aplicamos desde la raíz a las puntas y masajeamos como si de un champú se tratara. Para que los ácidos y vitaminas de las fresas actúen, dadle 20 minutos antes de aclarar.
  6. Mascarilla de mayonesa: aporta brillo y acondiciona. Necesitarás media taza de aceite de oliva, 3 yemas de huevo y una taz a de mayonesa a temperatura ambiente. Después de mezclar todo, aplicamos el resultado en nuestro cabello, en especial, en las puntas. Envolvemos el pelo con una toalla y, después de 20 minutos, aclaramos con agua fría.
  7. Mascarilla de leche y miel: hidrata tu pelo. Los ingredientes son: una taza de leche y media taza de miel, 2 cucharadas de zumo de limón y una yema de huevo. Primero batimos la yema, y, poco a poco, vamos añadiendo el resto de ingredientes. Aplicamos sobre el cabello mojado y lo dejamos reposar unos 20 minutos. Aclaramos con agua tibia (si la temperatura es alta, la yema puede solidificarse).
  8. Mascarilla de miel: acondicionador natural, nutre el cuero cabelludo. Mezclamos media taza de miel y 6 cucharadas de aceite de coco. Después de 10 minutos, aclaramos con agua templada..
  9. Mascarilla de vinagre y menta: protege del sol y de la sal para mantener el brillo y la hidratación. Llenamos un cazo con mitad de agua y la otra de vinagre de manzana. Hervimos en la mezcla las hojas de menta (unas 20), las de rúcula (20) y 4 cucharadas de zumo de limón. Cuando esté templado, lo colamos, y dejamos que se enfríe. A continuación, aplicamos el resultado sobre nuestro cabello húmedo o recién lavado.
  10. Mascarilla de yogur: aporta brillo y nutrientes a tu cabello. Mezclamos en un bol un yogur natural, 2 cucharadas de limón y una clara de huevo. Sobre cabello seco o mojado, aplicamos la mezcla desde la mitad hasta las puntas. Después de que repose media hora, aclaramos con agua fría.

 

El cuidado de tu pelo va más allá de los productos que empleas. Mantener una dieta equilibrada, evitar peinados apretados como trenzas, rodetes o colas de caballo, tratar el cabello con suavidad al lavarlo y peinarlo, evitar retorcer, tirar o frotar el cabello de forma brusca y evitar tratamientos agresivos como rizadores, aceite caliente o permanentes, hacen que tu cabello  esté más fuerte, saludable y brillante por años.