Pañales ecológicos: por qué tienes que apuntarte a usarlos

Tal vez hayas oído hablar de ellos pero todavía no los conoces: ¡los pañales ecológicos son otra manera más de aportar tu granito de arena para cuidar el medio ambiente, y seguro que encuentras el que se adapta mejor a tus necesidades! #apúntatealavidaeco

¿Cómo ayudan al medio ambiente? Puedes echar cuentas: un niño necesita una media de 5.000 pañales desechables para los dos primeros años. Para su producción a base de celulosa es necesario talar al menos 5 árboles para los pañales que usará un bebé durante ese periodo. Se utiliza un vaso entero de petróleo para fabricar el plástico necesario para un solo pañal desechable. Pueden tardar en degradarse hasta 500 años.

Pañales de tela: un clásico modernizado

Los pañales ecológicos de tela son pañales lavables (perfectamente a la lavadora), mucho más modernos que los pañales de antaño: gracias a las telas biodegradables (los papeles interiores) que se insertan en el pañal, sólo queda la tela exterior del pañal por lavar, el resto puede desecharse por el WC como el papel higiénico. No solo ayudas a tu entorno, además son más económicos, ¡puedes ahorrar hasta un 40%!

Pañales ecológicos desechables

Como los pañales a los que estamos acostumbrados, se tiran después de usarse. La diferencia con los pañales desechables es que los ecológicos están fabricados con materiales que respetan más el medio ambiente y tardan en reintegrarse a la naturaleza entre 3 y 6 años. Estos también son más absorbentes y por tanto, el bebé tendrá que utilizar menos pañales al día.

En La Salud puedes encontrar la marca Pingo!, pañales ecológicos certificados.