Propiedades del aceite de Árbol de Té

El aceite de árbol de té es un aceite esencial muy utilizado, conocido por los múltiples beneficios que aporta a nuestra salud, fundamentalmente sobre la piel. A continuación, resumimos algunas de sus principales aplicaciones:

Dentro de sus propiedades destacamos los siguientes efectos: antiséptico, antifúngico, antibiótico y cicatrizante.

Aplicaciones y Beneficios

  • Ayuda a reforzar el sistema inmunitario dado que combate virus, hongos y bacterias.
  • Se aplica en los tratamientos de gripes, catarros, bronquitis, fiebre, sinusitis, dolor de oídos y garganta.
  • Tiene efectos cicatrizantes, utilizado en casos de quemaduras y lastimaduras.
  • Ayuda a la eliminación de manchas.
  • Mejora la piel grasa.
  • Proporciona un gran alivio en casos de picaduras de insectos y cortes.
  • Es muy útil en casos de gingivitis, placa, mal aliento, encías inflamadas, aftas o llagas bucales.
  • Se utiliza en casos de artritis y gota debido a sus propiedades antiinflamatorias
  • Indicado para el pie de atleta, hongos debajo de las uñas o verrugas.
  • Su efecto antiséptico del tracto urinario, alivia cistitis, micosis vaginal, brinda alivio al prurito genital, anal y hemorroides.
  • También se aplica en el pelo, siendo eficaz en el cuero cabelludo irritado, con caspa y en tratamiento de pediculosis.
  • Ayuda a mejorar el aspecto de nuestras uñas, eliminando todo tipo de hongos, como los de la onicomicosis.

El aceite esencial árbol de té se obtienen por destilación de las hojas del árbol de té o Tea Tree (Melaleuca alternifolia), planta autóctona de origen australiano. Es un líquido de incoloro a ámbar pálido, su olor es fuerte característico. Posee un centenar de componentes, los principales son una mezcla compleja de alcoholes mono y sesquiterpénicos:Terpinen-4-ol (29–45%), γ -terpina (10–28%), α -terpina (2,7–13%), 1,8-cineol (4,5–16,5%).