¿Qué entiendes por un huevo de calidad?

Esta es la pregunta que hicieron el comité de agricultura ecológica de valencia a 200 consumidores.
El resultado fue: 
48% que fuera fresco
15% firmeza de la clara
12% tamaño grande
8% alimentación natural
6.5% buen color yema
4.5% buen sabor
3% sin motas en la yema
1.5% tamaño apropiado
1.5% otros
Realmente casi todo en el huevo es modificable artificialmente, así que de todo esto lo único de lo que nos podríamos fiar es de la firmeza de la clara, ya que tanto el sabor, como color, tamaño, frescura, puede ser modificado y no indica una calidad del huevo. 
El albumen tiene que ser denso y pegado a la yema, la yema dura y centrada y que quede subida encima de la clara y no se desparrame ni siquiera al pincharlo.
El huevo es uno de los alimentos cuyo valor nutritivo es muy alto, debido principalmente
a su alto contenido en proteínas de alto valor biológico. 
En las gallinas ponedoras, el resultado final de la composición en proteínas del huevo va a depender, principalmente, de la proteína que ingiere con la dieta y de la calidad de la misma, sobre todo de la composición en aminoácidos de la proteína ingerida. Por ello, la calidad de la proteína contenida en el huevo dependerá directamente de la calidad del alimento que ingiere la gallina ponedora en su ración diaria (Jaramillo, 2003). 
IDENTIFICACIÓN DE LOS HUEVOS EN LA COMPRA 
Los huevos llevan unos números de envasado cada uno, estos números nos indican que tipo de huevo es y de donde procede.
El primer número nos indica el tipo:
0 = ecológico – gallina en libertad alimentada con maíz y alimentos ecológicos (suele ser el más caro)
1 = campero –gallina en libertad
2 = gallina de suelo – no campero
3 = de jaula – gallina siempre en jaula (este es el habitual)
Las letras nos indican el país de origen, (este seria de España)
El resto de números nos dirían el productor del huevo, municipio y la provincia
Si los huevos van directamente del productor al consumidor no necesita marcar el código, todos los demás tienen obligación.