Remedios Naturales para el estreñimiento

Si eres de los que sufre para ir al baño, tranquilo, no estas sol@! El estreñimiento, afecta al 50 % de la población del mundo desarrollado, especialmente mujeres a partir de los 40 años.

¿Por qué soy un estreñid@?
Las causas más comunes del estreñimiento son: no ingerir suficiente fibra o no tomar suficiente agua, no hacer ejercicio y aguantarse las ganas de ir al baño. En algunas ocasiones el estreñimiento puede ser un síntoma de un problema de salud más serio. Si padeces de estreñimiento crónico, sería bueno consultar con un médico.

Una de las primeras medidas que toman las personas con estreñimiento es tomar algún tipo de laxante agresivo. Sin embargo, esto no se recomienda ya que el organismo se puede hacer dependiente de los mismos y puede sufrir otros efectos secundarios.

Por suerte, existen algunos remedios naturales que tienen ligeras propiedades laxantes para mejorar la digestión y hacerle frente al estreñimiento.

1) Zumo de Aloe Vera

El aloe vera o sábila es una de esas plantas medicinales con múltiples beneficios para la salud tanto a nivel interno como externo. Tomar todos los días su jugo contribuye a limpiar de manera natural el colon y facilitar la eliminación de los desechos.
Uno de los principios que contiene el Aloe Vera es la aloína, que es el responsable de luchar contra el estreñimiento.

2) Semillas de Linaza/ Chia
Las semillas de lino se caracterizan por su alto poder medicinal, que se le atribuye en gran parte a su alto contenido de fibra y ácidos grasos omega 3. Este alimento tiene ligeras propiedades laxantes que pueden ayudar a mejorar el movimiento intestinal facilitando la evacuación.
Basta con poner a remojar una cucharada de semillas de lino en un vaso de agua, dejar reposar toda la noche y beber a la mañana siguiente en ayunas.

Si eres de los que no te gusta tomarte la mezcla mucilaginosa del lino con el agua, te recomendamos mejor moler las semillas, y de este forma, además que el organismo podrá digerirlas mejor y aprovechar sus nutrientes (sin moler casi se eliminan en su totalidad),  podrás tomarlo fácilmente espolvoreado en ensaladas, verduras, bebidas vegetales….

3) Semillas de Zaragatona (Physllium)
La zaragatona le agrega volumen a las heces lo que ayuda con el estreñimiento, la diarrea y el síndrome del intestino irritable. También aumenta la eliminación del colesterol en el cuerpo antes de que este pueda ser absorbido y entre al torrente sanguíneo.
Asegúrate de tomar zaragatona con abundante agua.

4) Aceite de oliva y limón
Al combinar aceite de oliva y limón en un solo remedio se puede hacer un laxante natural para mejorar el movimiento intestinal y combatir el estreñimiento.
Solo se debe diluir el jugo de un limón en una taza de agua caliente y agregarle una cucharada de aceite de oliva. Beber todas las mañanas antes de ingerir cualquier alimento.

5) Salvado de Avena/trigo
La cubierta exterior del grano presenta un elevado contenido de fibra insoluble con propiedades laxantes que combaten las hemorroides y el estreñimiento, al favorecer el tránsito intestinal y disminuir la presión abdominal. Inclúyelo en tus licuados, en yogur o en tu bebida vegetal por las mañanas.
Si además es salvado de avena, ten en cuenta que este es rico en carbohidratos, vitaminas, minerales y fibra, por lo que es de gran utilidad para combatir problemas digestivos, el sobrepeso y los altos niveles de colesterol

6) Infusiones de Malva
Planta muy rica en mucílagos, resulta ideal para suavizar las mucosas. Se utiliza en afecciones del aparato digestivo, resultando muy efectiva para combatir el estreñimiento y para el estómago irritado. Es necesario que se consuma una abundante cantidad de agua en conjunto con la malva.

Tomar 2-3 infusiones de Malvaflor al día (5-10 gr por taza)

7) A la rica Fruta y Fibra!
Ciruela, Kiwi, Manzana

El remedio de la abuela para el estreñimiento, las ciruelas, aún es efectivo hoy en día. Reconocidas como un laxante natural son ricas en antioxidantes, vitamina A, potasio, hierro, fibra dietética y sorbitol, sustancia a la que se le atribuye su efecto laxante, toda vez que favorecen el trabajo del aparato digestivo.
El Kiwi: contiene fibra soluble e insoluble que le confiere fuertes propiedades laxantes, pero sin irritar el intestino.
La manzana: contiene pectina, una sustancia que promueve el correcto funcionamiento de los intestinos, además es rica en fibra que ablanda las heces y favorece su expulsión.

8) Carbonato de Magnesio
Esencial para la salud muscular y peristalsis (el movimiento de los alimento a lo largo del tracto digestivo). Un consumo adecuado de magnesio dirige agua a los intestinos, mantienen las heces suave y más fácil de mover.

Recuerda que el calcio tiende a resecar las heces, y el magnesio a humidificarlas. Además, un complemento de magnesio te ayudará mantener fuertes los huesos y la musculatura.
Carbonato de magnesio
Es insaboro, y puede añadirse a nuestra dieta mezclándolo con los alimentos o a las bebidas (se comercializa en polvo y en pastillas). Tiene un efecto laxante suave. Tomado en ayunas y/o antes de las comidas nos ayudará a evacuar. Facilita y estimula la evacuación intestinal, tanto en el adulto como en el niño.
Asimismo, desde su primera administración se notarán sus efectos laxantes.

9) Probioticos

Las cepas de probióticos Lactobacillus y Bifidobacterium alientan a intestinos saludables lo que resulta en una evacuación más fácil. Aumento en frecuencia, mejor consistencia de las heces y una reducción en el tiempo de transito digestivo. Apto para niños y embarazadas.

10) Aceite de coco
El aceite de coco es una grasa que es utilizada por el cuerpo principalmente como energía, esta energía estimula el metabolismo y acelera la digestión. El aceite de coco es extremadamente bueno para el estreñimiento, toma una cucharada (15ml) por la mañana con el estomago vació y ve subiendo la dosis hasta llegar dos cucharadas.
En el transcurso de unos días el estreñimiento desaparecerá por completo, también asegúrate de beber suficiente líquidos especialmente en la mañana para asistir al cuerpo en el proceso de desintoxicación.

11) Emergencia! Infusiones/plantas Máxima potencia
Infusiones o comprimidos de Sen, frángula o Cascara Sagrada facilitan y estimula la evacuación intestinal de forma muy efectiva y estarían recomendados para el estreñimiento ocasional. Si a pesar de todos los remedios y recomendaciones aportadas en este artículo, estas plantas son tu única solución para ir al servicio, recuerda tomar a la vez probióticos, ya que debido su capacidad laxante pueden arrastrar flora intestinal.

Recuerda, estas hierbas están destinadas para uso a corto plazo

Recomendaciones y hábitos generales
La fibra ayuda a formar heces fecales suaves y voluminosas. Se encuentra en muchas verduras, frutas y granos. Procura agregar fibra a tu dieta, un poquito a la vez, para que tu organismo se acostumbre lentamente. Los vegetales verdes como la col rizada, las endivias y la espinaca son una buena fuente de fibra y de aceites grasos Omega 3, que ayudan al movimiento de los intestinos.

Limita los alimentos que contienen poca o nada de fibra tales como pizza, helados, queso, carne, papitas fritas y alimentos procesados o congelados.

Ninguno de estos alimentos sería realmente eficaz si no se acompañasen de las cantidades de agua necesarias para un correcto tránsito intestinal. A menudo, la falta de fibra y de agua son los culpables de los problemas de estreñimiento. Los expertos en salud recomiendan beber de un litro y medio a dos de agua al día.

Además no olvides que es fundamental moverse y hacer ejercicio. Y por supuesto no es nada recomendable evitar inhibir el reflejo de la defecación.