¿Sabes cómo Detoxificarte?

¿Que es Detox o detoxificación?
Es el proceso de limpiar el organismo de toxinas, además de exceso de líquidos y otras impurezas que impiden en definitiva su correcto funcionamiento.

Nuestro organismo está sometido diariamente a la acumulación de toxinas procedentes tanto del exterior (el aire que respiramos, alimentación desordenada y con abundancia de productos procesados, químicos, cosméticos, agua, abuso de alcohol, etc.) como del interior, del propio cuerpo que genera residuos de desecho fruto de las distintas acciones metabólicas y del ritmo acelerado de vida.

La acumulación de estas sustancias tóxicas ocasiona alteraciones funcionales y bioquímicas que conllevan cansancio, irritabilidad, malestar, dispepsias, alteraciones intestinales, cefaleas, etc.
Por eso es importante realizar de forma periódica tratamientos de Drenaje y Detoxificación, además de adoptar hábitos saludables en cuanto a nuestra alimentación y estilos de vida.

¿Cómo notamos que tenemos que detoxificarnos?
Cuando hay una sobrecarga de toxinas, nuestro organismo responde de forma negativa acertándonos con diversas manifestaciones o síntomas.
Durante estos excesos las toxinas se acaban acumulando en el organismo y, en caso de no eliminarlas a tiempo, la situación puede agravarse y desembocar en:

General:
Cambios de humor, fatiga, celulitis, estreñimiento, obesidad, alteraciones digestivas, hinchazón, pesadez e insomnio.

A nivel de piel:
Falta de hidratación, aparición de arrugas, ojeras. Además, afecciones dermatológicas como el acné, la psoriais, y la dermatitis seborreica se ven agravadas.

¿Cómo Detoxificar nuestro organismo?
Para realizar una detoxificación completa debemos contemplar al menos 3 sistemas básicos: Digestivo, Hígado y Riñones.
A continuación os dejamos una relación de algunas de las plantas medicinales que os pueden ayudar en cada una de las detoxificaciones.

Plantas DETOX:

Detox Digestivo:

  • Aloe Vera digestivo, menta, manzanilla, hinojo y papaya.
  • Extracto de jengibre, cúrcuma.
  • Fibra cáscara de las semillas de Psyllum: se trata de una fibra soluble que absorbe toxinas, aumenta el tránsito intestinal.  
  • Sen: actúa como laxante y, a dosis elevadas, como purgante y ayuda a limpiar el intestino. Existen otras variedades como la Goma Guar o las pectinas de frutas. 
  • Extractos enzimáticos, alimentos crudos, los germinados, brotes, piña, también los alimentos fermentados como el yogur o kéfir.
  • Pre-pro/bióticos: Regenerando la flora intestinal y ayudando al equilibrio digestivo

Detox Riñones:

  • Cola de Caballo
  • Ortosifon
  • Vara de Oro
  • Diente de Leon
  • Zarzaparrilla
  • Ortiga Verde  

 Detox Higado/Vesícula:

  • Alcachofa: ayuda a estimular la salud hepática, contribuye al buen funcionamiento de la vesícula y favorece la eliminación de líquidos e impurezas.
  • Bardana, rábano negro. 
  • Extracto de cardo mariano: uno de los componentes imprescindibles cuando se desea hacer una cura de detoxificación. Su componente activo, la silimarina, tiene la función de proteger la células hepáticas y estimular su funcionamiento.
  • Clorofilina: actúa bloqueando las toxinas como los benzopirenos procedentes del humo de los cigarrillos o los alimentos cocinados a altas temperaturas como las barbacoas. 
  • Diente de león: estimula la secreción de los órganos de la digestión favoreciendo las funciones hepáticas, renales y digestivas.
  • Boldo: sus hojas ejercen una acción hepoprotectora.

¿Qué beneficios nos aporta?

  • La detoxificación estímula y apoya las funciones de los sistemas linfático, hepático y urinario.
  • Mejora el funcionamiento del sistema inmunológico.
  • Reducción de manifestaciones de intoxicación, que hemos comentado anteriormente.
  • Mayor energía, y más vitalidad.

¿Cuándo efectuar una detoxificación?
Momentos para detoxificarse:

  • Después de periodos de excesos de comida, bebida y cigarrillo, como en el caso de las vacaciones, las celebraciones o las festividades.
  • Cuando existen cambios en los estilos de vida (dejar de fumar, bajar de peso, concluir el consumo de alcohol, etc.).

En cualquier caso, se recomienda efectuar tratamientos detoxificación al menos dos veces al año, coincidiendo con los cambios de estación.