Tortitas Americanas sin gluten y sin Lactosa

HELLO! Hoy vamos a aprender a preparar tortitas americanas caseras como si llevaras toda la vida elaborándolas para desayunar.

Y es que está claro que su éxito radica precisamente en su sencillez, apenas necesitas un breve paso a paso y alguna técnica para que te queden perfectas y espectaculares.

Pero si algo me encanta de esta receta es que es mucho más saludable que otras que se pueden encontrar y que estan hechas a base de azucar, mantequilla, leche..

Tiempo de preparación: 10 minutos

Ingredientes:
Tortitas Americanas Sin Gluten
1 Vaso de harina de garbanzos
1 Huevo ecológico
1 Vaso de “leche” (bebida) de avena Sin Gluten
1 Platano

Batir todo y dejar macerar toda la noche.

Al dia siguiente poner una sarten (si puedes elegir, de entre 10 y 15cm de diametro). Cuando esté bien caliente, vierte la masa en la sartén, dejándola caer para que queden redondas.

Las tortitas no necesitan mucho tiempo para hacerse. En apenas unos minutos, vuelta y vuelta, ya las tienes listas.
Deja que se haga por un lado un par de minutos, dale la vuelta con la espátula y lo mismo. El tiempo depende de la fuerza del fuego. Es cuestión de ir pillando el truco. Estarán listas cuando las veas doraditas.

Puedes acompañarlas con infinidad de posibilidades, desde cacao puro, hasta compotas o miel, pasando frutas…

También puedes partir de esta receta esencial y transformar la masa a tu gusto, incluyendo algunos ingredientes como, semillas, frutos secos, fruta troceada o rallada… ¡Las tortitas son un mundo!

Vamos a hablar un poco de los HUEVOS ECOLÓGICOS. Si, son un poco más caros, pero ¿Porqué?

Los huevos ecológicos se rigen por la normativa CEE nº 2092/91, mediante la cual se prohíbe el empleo de cualquier sustancia química y de origen artificial. Los animales se deben encontrar libres en campos sobre los que no se hayan utilizado abonos químicos ni plaguicidas.

Los huevos estándar son los huevos que podemos encontrar fácilmente en cualquier supermercado. Se obtienen, por lo general, de gallinas que pasan sus días en jaulas, de una forma estabulada y con una vida muy corta. Se les suministra piensos obtenidos de harinas de pescado y carne con colorantes para el color de la cascara.

Los huevos ecológicos se dan por gallinas que no se las ha suministrado antibióticos, hormonas o harinas de pescado y carne en la alimentación. Los cereales se dan en cultivos de producción ecológica.

Respecto a su valor nutricional  también son más nutritivos. No sólo tienen un tercio menos de colesterol, un 25 por ciento menos de grasa saturada y el doble de ácidos grasos omega 3, sino que además triplican los niveles de vitamina E y septuplicaban los niveles de betacaroteno.

Otro punto, pero no por ello menos importante, está la parte ética, que también viene en el precio. Y es que elegir huevos de gallinas criadas en jaulas es pagar más barato a costa de un indignante maltrato animal.

Por último, nos quedaría hablar del sabor… pero si alguna vez has probado un huevo ecológico, o de los que tenian tus abuelos en el pueblo, creo que no hace falta hacer más comentarios.