Cerrar

Remedios naturales contra las contracturas

Compartir

El estrés, las malas posturas o el frío, son algunos de los factores que pueden dañar los músculos y provocar contracturas.

Causadas por un estado de rigidez y contracción involuntaria en el músculo, las contracturas pueden ser las causantes de dolores tanto en el músculo afectado como en las zonas próximas.

Son muchos los tipos de contracturas que existen y sufrirlas es doloroso, por eso desde Herboristería La Salud te traemos varios remedios naturales para aliviar las contracturas musculares.

Aceite de hipérico

El aceite de hipérico o hierba de San Juan, es un remedio natural utilizado desde la Edad Media, que cuenta con una gran variedad de usos. Entre las propiedades del aceite de hipérico destacan que sirve como cicatrizante, reparador, calmante y, por supuesto, como antiinflamatorio.

Este producto debe utilizarse por la noche antes de ir a dormir, ya que su exposición al sol durante el día podría causarte problemas debido a su propiedad fotosensibilizante. Aplicarlo es sencillo, simplemente debes darte un automasaje, aplicando un poco de calor durante diez o quince minutos. ¡Notarás como disminuye la tensión!

El calor que aplicamos permitirá que los vasos sanguíneos se dilaten y llegue más sangre, oxígeno y nutrientes al músculo contracturado, consiguiendo así que se relaje.

Baño de sal gorda

¡Otro remedio de la abuela que nos ayudará a relajar nuestra musculatura! Se llena la bañera con agua caliente y se añade la sal gorda. También se puede incluir algún aceite esencial, como la verbena o la lavanda, para potenciar su efecto. Hay que permanecer al menos diez minutos sumergidos para conseguir una mayor efectividad.

Otra variante para este baño de sal es añadir romero. Es una hierba ideal para la relajación, por lo que al diluir un poco de ella o de aceite de romero en el agua -tras diluir primero en la sal- notarás como se relajan los músculos y las articulaciones.

Cremas o geles a base de plantas

Las plantas pueden ser un buen aliado terapéutico y este es uno de esos casos. En crema o en gel podemos encontrar soluciones elaboradas con plantas medicinales tales como:  árnica, cuyo efecto es calmante; romero que calma los músculos y articulaciones; o harpagofito que reduce la inflamación.

Relajantes musculares a base de plantas y minerales

Son muchos los relajantes musculares naturales, pero para el alivio de contracturas destacan especialmente los siguientes:

Pasiflora

Los pétalos de esta hermosa planta contienen antioxidantes, aceites esenciales y otras sustancias que la dotan de propiedades relajantes y analgésicas. Además de ser utilizada para conciliar el sueño profundo y combatir el insomnio, la pasiflora es de gran ayuda para aliviar el dolor de las contracturas musculares.

¿Cómo tomar pasiflora? Existen dos opciones, en gotas diluidas en agua o si prefieres no notar el sabor de la planta también se puede tomar en comprimidos.

Grosellero Negro

El grosellero negro es un arbusto que cuenta con diversos usos medicinales, como el alivio de contracciones musculares, ya que tiene un efecto antiinflamatorio y colabora en la relajación del tejido muscular.

Magnesio

El magnesio está presente en mas de 300 enzimas de nuestro cuerpo, pero su falta puede provocar debilidad muscular entre otros muchos síntomas. Además, para los dolores musculares, como los causados por las contracturas es muy común la toma de suplementos de magnesio.

Esperamos que este post te sirva para deshacerte de las contracturas de manera natural. Si tienes dudas o no sabes qué producto escoger para terminar con tus dolores musculares, visita nuestra Herboristería Online o ven a vernos a la calle San Vicente de Paúl 6, en el centro de Zaragoza.