Consejos para mantener tus pies cuidados y saludables

Los pies secos, agrietados y con callos son sumamente molestos y poco estéticos, pero lo cierto es que la mayoría de las veces llegan a esos niveles por falta de atención. Por eso, más vale prevenir que curar, y cuidar un poco de nuestros pies. Después de todo, son los que nos sostienen durante el día y nos llevan hacia todos lados.

Desde Herboristería La Salud os recomendamos varios remedios naturales para lucir unos pies perfectos este verano. Os dejamos 4 pasos a seguir. En cada uno de los pasos os presentamos 2 opciones para que podáis hacer la que os guste más, o resulte más fácil.

 

-EXFOLIANTES

En la época de las sandalias, los pies descubiertos dejan a la luz los pequeños defectos propios de una piel seca. Os contamos 2 remedios para acabar con la apariencia de los talones agrietados de aspereza y mejorar la suavidad en la zona.

Harina de arroz, un exfoliante natural 100% orgánico:

Con harina de arroz puedes elaborar tú misma y en casa un exfoliante natural muy efectivo. Solo tienes que mezclar tres cucharaditas de harina de arroz con unas cuantas cucharaditas de miel y vinagre de sidra de manzana para formar una masa espesa. Primero remoja los pies en agua caliente durante unos diez minutos. Después, frota y retira la piel muerta.

Este tratamiento es ideal para pies secos y agrietados pero con piel sensible. Es muy útil para prevenir e hidratar la piel con un agradable masaje. Además, lo podemos usar en cualquier parte del cuerpo.

 

Sal gruesa con miel para exfoliar:

El primer paso consiste en mezclar una taza de miel con un poco de sal gruesa y hacerse un masaje. Conseguiremos así, librarnos de las células muertas, para que, posteriormente, la piel se regenere y podamos suavizar su textura.

La miel tiene propiedades muy beneficiosas para la piel. Ayuda a hidratar  y suavizar eficazmente la superficie de tu piel.

La sal gruesa es un ingrediente excelente para eliminar la piel seca y facilitar la regeneración de nuevas células. Es un exfoliante ideal para una zona como los pies.

 

-SUAVIZA Y DESINFECTA

Baño de vinagre: este es un baño que suaviza la piel, desinfectándola; alivia y mejora el pie de atleta, ataca los hongos y bacterias de las uñas. El vinagre otorga efectos por partida doble: ayuda a eliminar los posibles hongos que puedan aparecer y a ablandar las durezas en los pies. De este modo se hace más fácil su eliminación. Preferiblemente hay que realizarlo con agua tibia y es aconsejable usar vinagre normal de cocina o vinagre de manzana; lo indicado es usarlo por veinte minutos, y luego secar muy bien los pies, haciendo énfasis entre los dedos.

Baño de limón: se puede aplicar directamente zumo de limón en la zona afectada o sumergir los pies en agua donde se ha hervido previamente limón junto con un diente de ajo y romero, una vez fría. El ácido cítrico del limón promueve la descamación de la piel y el crecimiento de nuevas células de la piel.

 

-TALONES AGRIETADOS

Harina de avena y aceite de jojoba:

Mezcla harina de avena y un poco de aceite de jojoba hasta conseguir una pasta. Aplícala con suaves masajes circulares en la zona afectada, déjalo actuar 10 minutos y retíralo con agua tibia. Esta mezcla natural de avena ayuda a suavizar la piel de los talones, ablanda la dureza y contribuye a una mejor apariencia del pie.

 

Adiós a las durezas con manzanilla:

Uno de los remedios caseros para los callos y durezas de los pies son las infusiones de manzanilla. La infusión de esta planta aromática nos ayuda, si bañamos los pies con ella, a desinflamar y calmar el dolor que podamos tener en los pies. Para utilizar este remedio es necesario preparar un litro de infusión, colocarlo en un barreño y sumergir los pies durante al menos 5 minutos.

 

Lee más consejos naturales en Empresas ON.

Related posts