REMEDIOS NATURALES PARA LAS CONTRACTURAS MUSCULARES

El estrés, las malas posturas, el frío… Existen muchos factores que pueden dañar los músculos y acabar provocando una contractura. Pero… ¿Qué es? Una contractura muscular es un estado de rigidez y contracción involuntaria en el músculo, que puede ocasionar dolores fuertes en el músculo afectado y también en las zonas próximas.

Sin embargo no hay de qué preocuparse, desde Herboristería La Salud os recomendamos varios remedios naturales que os pueden ayudar a mejorar y a deshaceros de esas molestias causadas por las contracturas.

 

Aceite de hipérico

El aceite de hipérico es un remedio natural utilizado desde la Edad Media y es conocido también como hierba de San Juan, tiene muchos usos posibles. Sirve como cicatrizante, como reparador, calmante y, por supuesto, como antiinflamatorio. Es un producto que, debido a su propiedad fotosensibilizante, debe utilizarse por la noche antes de ir a dormir. De esta forma evitarás problemas con la exposición al sol durante el día.

Podemos darnos un auto masaje, aplicando un poco de calor durante diez o quince minutos. Poco a poco se apreciará como disminuye la tensión. El calor que aplicamos permitirá que los vasos sanguíneos se dilaten y llegue más sangre, oxígeno y nutrientes al músculo contracturado, consiguiendo así que se relaje.

 

Baño de sal gorda

¡Otro remedio de la abuela que nos ayudará a relajar nuestra musculatura! Se llena la bañera con agua caliente y se añade la sal gorda. También se pueden incluir algún aceite esencial, como la verbena o la lavanda, para potenciar su efecto. Hay que permanecer al menos diez minutos sumergidos para conseguir una mayor efectividad.

Otra variante para este baño de sal es añadir romero. Es una hierba ideal para la relajación, por lo que al diluir un poco de ella o de su aceite en el agua -tras diluir primero en la sal- notarás como se relajan los músculos y las articulaciones.

 

Cremas/Geles a base de plantas

Las plantas pueden ser un buen aliado terapéutico y este es uno de esos casos. En crema podemos encontrar soluciones elaboradas con plantas medicinales tales como:  árnica, cuyo efecto es calmante; romero que calma los músculos y articulaciones; o harpagofito que reduce la inflamación.

 

Plantas y minerales para tomar con efectos relajantes musculares

Pasiflora: Los pétalos de esta hermosa planta contienen antioxidantes, aceites esenciales y otras sustancias que la dotan de propiedades relajantes y analgésicas. Además de ser utilizada para conciliar el sueño profundo y combatir el insomnio, la pasiflora es de gran ayuda para aliviar el dolor de las contracturas musculares.

Grosellero Negro y Magnesio: Ambos ayudan a la relajación del tejido muscular gracias a su efecto antiinflamatorio.

 

Si quieres alguno de estos productos para librarte de tus contracturas, te invitamos a formar parte de nuestro Club de La Salud y visitar nuestra tienda ubicada en la calle San Vicente de Paúl 6, en el centro de Zaragoza. No dudes en acercarte a nuestro equipo, ellos te ayudarán a solucionar todas tus preguntas.

 

A partir de ahora también podréis leer nuestros consejos en el medio digital EmpresasOn.

Related posts