¿Tienes la vista oxidada?

¿Has notado que cada vez te cuesta más discernir aquello que se presenta en el horizonte? ¿Dónde queda la nitidez de tu mirada? ¿Qué ha pasado? ¿No has comido suficientes zanahorias? Dos de las causas principales del deterioro visual y la ceguera son la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) y las cataratas relacionadas con la edad. Ambas enfermedades parecen estar vinculadas a algunos procesos oxidativos dentro del ojo, que, a su vez, suelen ser inducidos por la incidencia de la  luz.

 

El centro de la retina se conoce con el nombre de mácula, el área responsable de la agudeza visual. En este artículo vamos a presentar algunos ‘trucos’ y consejos para reducir el deterioro visual, para evitar la regresión y la ceguera.

 

Luteína

Es un componente presente en vegetales como la espinaca, la col y el maíz. Es un compuesto que nos ayuda a proteger el ojo de la degeneración macular y de la formación de cataratas.

De la misma forma, es muy beneficiosa para aquellas personas que pasan muchas horas delante de un ordenador o de pantallas. La luteína constituye  una buen suplemento que ha demostrado que mejora la fatiga visual.

 

DHA (Omega 3)

Es uno de los componentes de los ácidos grasos poli-insaturados como los omega 3. El DHA no solo contribuye a la salud de la retina en general, sino que también mejora la coordinación de manos-ojos, agudiza la capacidad de conducir por las noches y estabiliza las membranas celulares del organismo.

 

Ácido Alfa Lipoico

El Ácido Alfa Lipoico también puede ser de gran ayuda en la prevención de las cataratas, evitando el acumulo de sorbitol en los cristalinos, que está implicado en el desarrollo de cataratas. Y a su vez, favorece la producción de glutatión, un antioxidante esencial.

 

Mirtilos azules

Los flavonoides del extracto de mirtilos han demostrado tener propiedades como tónico ocular, con beneficios sobre la visión deficiente (sobre todo debido a la edad), la degeneración macular, las cataratas… El mirtilo contribuye a mejorar la circulación en el ojo, incrementando los niveles de oxigeno y energía en los tejidos oculares. Actúa también con un potente antioxidante.

Related posts