La osteoporosis y el coronavirus

Los pacientes con enfermedades reumáticas y según indica la Fundación Española de Reumatología “no se ha descrito como un grupo de riesgo para desarrollar formas más graves de la enfermedad causada por el coronavirus”. Desde esta organización insisten en no creer en bulos o en informaciones alarmistas.

La osteoporosis es una enfermedad metabólica cuya sintomatología principal es la pérdida de la masa ósea. Su disminución producirá que el hueso sea más frágil, por lo que será más fácil que suframos fracturas. En el artículo de hoy explicamos cómo podemos ayudar a nuestro organismo para evitar sufrirla.

 

Calcio y … algo más

Por todo es conocido que el calcio es fundamental para nuestros huesos. Por ello el 99% del calcio del organismo se guarda en los huesos, de esta forma ambos (hueso y calcio) están estrechamente relacionados con densidad ósea.

No obstante es importante saber que no todo es calcio, de hecho la dificultad que tenemos para que nuestro cuerpo lo absorba de forma correcta, hace que si tomamos únicamente calcio, podamos tener calcificaciones en riñones o tendones, y sin embargo descalcificación en los huesos.

 

Vitaminas D y K

Para mejorar la absorción del calcio es muy importante no olvidarnos de dos vitaminas imprescindibles: la vitamina D y K. Según determinados estudios, la ingesta de calcio con estas vitaminas puede reducir el riesgo de fractura ósea casi en un 40%.

 

Magnesio

Además, también tenemos que tener presente la proporción que tomamos de calcio y magnesio. ¿Cuál es la razón?

Las ingestas elevadas de este nutriente pueden reducir la absorción del calcio (y al revés), por lo que normalmente se recomienda tomar combinados estos dos minerales en una proporción de 2 de calcio, por 1 de magnesio.

La ingesta de magnesio a su vez mejorará la densidad mineral ósea corporal total, especialmente en mujeres y hombres de edad avanzada.

 

Zinc

Un aporte extra de zinc también nos lo van a agradecer esqueleto, especialmente es interesante para mejorar la densidad mineral ósea en mujeres premenopaúsicas. El efecto de la vitamina D3 sobre el metabolismo óseo se ve aumentado por el sulfato de Zinc.

 

Silicio

El silicio orgánico también fomenta la capacidad del calcio y la vitamina D para aumentar la densidad mineral ósea en osteoporosis y osteopenia.

 

Otras fuentes de calcio biodisponible

Existe diferentes productos y alimentos saludables y muy cotidianos que lo contienen como:  las almendras, las nueces de Brasil, las semillas de girasol, el tahin (pasta de sésamo de la que hablamos en un artículo reciente), semillas de sésamo o las legumbres secas. También apuntamos en esta lista las hortalizas de hoja verde, como el brócoli, la col rizada, la berza común, o las acelgas como buenas fuentes de calcio.

Puedes más artículos sobre salud en EmpresasON.

Related posts