Regula tu azúcar con el ácido Alpha Lipoico

El ácido alfa lipoico es un ácido graso que se encuentra de forma natural en las células del organismo humano. Una de sus funciones principales es ayudar a convertir la glucosa (“azúcar”) en combustible para el organismo. Es decir, tiene un importante papel en el metabolismo energético.

Este elemento se puede encontrar de forma natural en muchos alimentos, aunque siempre en muy pequeñas cantidades. Sin embargo, tiene una mayor presencia en las vísceras de animales y en vegetales como las espinacas o el brócoli.

Se puede considerar como “el antioxidante de los antioxidantes”. Su acción antioxidante se da a tres niveles:

  1. Efecto antioxidante directo (al secuestrar directamente radicales libres).
  2. Efecto indirecto (es capaz de reciclar otros antioxidantes que se han destruido al neutralizar radicales libres, como la vitamina E, la glutationa, la coenzima Q10 y la vitamina C).
  3. Mediante el incremento de la síntesis celular de glutationa.

Posee la excelente propiedad de ser soluble tanto en agua como en grasa. Una propiedad que marca la diferencia con el resto de antioxidantes que suelen ser solubles en agua o en los tejidos grasos, pero no amos al mismo tiempo. De esta forma, el ALA puede llegar a todas las partes del cuerpo humano, disolverse y penetrar hasta capas profundas de los nervios y tejidos orgánicos, haciendo de este uno de los antioxidantes más efectivos.

 

Regulación de la glucosa en sangre

En Alemania, el ácido lipoico ha sido empleado desde hace décadas, especialmente por personas diabéticas  para prevenir las afecciones neurovasculares. Su capacidad antioxidante protege las células pancreáticas y mejora la absorción de glucosa por parte de las fibras musculares. De esta forma mejora la sensibilidad a la insulina y colabora en el control de los niveles de glucosa en sangre.

En algunos casos, en la medida que contribuye a regular la glucemia sanguínea, su ingesta propicia que se experimente menos sensación de hambre entre horas.

La efectividad del ácido lipoico ha sido comprobada en multitud de estudios en pacientes diabéticos tipo 2 y 3 y se han obtenido muy buenos resultados.

Si quieres seguir leyendo más artículos relacionados con hábitos saludables puedes hacerlo en nuestro blog y en el periódico digital Empresas ON.

Related posts