4+1 plantas para evitar resfriados y catarros

El tratamiento precoz es clave para evitar que los resfriados, tos y gripes se apoderen o deriven en complicaciones más graves. Aquí tienes algunas de las plantas medicinales clave para combatir la fiebre, reducir la congestión o la inflamación, y mejorar las defensas naturales. Funcionan mejor si se aprovecha para descansar y reducir el estrés diario.

 

Equinácea

Antibiótica y estimulante de las defensas naturales, la equinácea se ha demostrado hacer más breves gripes y resfriados. Es mejor tomarla en tintura, pero combina bien con bayas de saúco (cuando hay febrícula). Utilizar para resfriados, gripe, tos, otitis, faringitis y cualquier infección o virus.

 

 

Tomillo

Hierba antiséptica para el sistema respiratorio y expectorante, útiles para las infecciones que producen tos. Utilizada para tratar infecciones de pecho y garganta, bronquitis, pleuras y tosferina. Tomar en infusión o combinar la tintura con otras hierbas indicadas.

 

 

Flor de saúco

Remedio tanto para adultos como para niños en la prevención y tratamiento de los resfriados, tos y garganta inflamada y febricula. Tiene acción antiviral y revitalizante de las defensas naturales y acorta los resfriados y gripes. Tomar en decocción, jarabe o tintura.

 

 

Uña de gato

La principal propiedad que se le atribuye a la uña de gato es su capacidad para aumentar las defensas, pero además de ser un gran estimulante del sistema inmunitario, posee propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, depurativas, anticoagulantes, antiespasmódicas y diuréticas suaves.


 +1: Probióticos

En efecto, es en el intestino donde reside entre el 70 al 80 % de nuestro sistema inmunológico. Aun que es difícil imaginarlo el área de la superficie intestinal humana es del tamaño de una pista de tenis y es justamente allí donde reside la mayor parte de nuestro ejercito contra las enfermedades.

Además de alojar estas células inmunológicas, la flora benéfica intestinal que vive allí es de extrema importancia para la inmunidad general. Esta flora actúa como coadyuvante de los linfocitos siendo preciosos aliados en la lucha contra los atacantes externos que llegan sin cesar. Este trabajo conjunto permite que los agentes patógenos no puedan ser absorbidos y lleguen a la sangre.

Además de una suplementación en probióticos, es necesario mantener una dieta que propicie la salud de este sistema inmune. Una dieta compuesta principalmente por productos integrales, de preferencia ecológicos, sin procesos industriales y soportada con probióticos que mantengan una flora intestinal en óptimas condiciones.

Lamentablemente la dieta moderna dificulta enormemente mantener la vitalidad del sistema digestivo pues está compuesta de forma contundente por productos carentes de fibra altamente procesados como harinas, conservantes, azúcar, lácteos, panes, galletas, bebidas gaseosas, energizantes y productos químicos que menoscaban la permeabilidad intestinal y destruyen la flora intestinal benéfica.

 

CONSEJO EXTRA: Pies y manos frías

Si eres de los que se quedan enseguida con los pies y las manos fríos, esto te puede ayudar:

  • El té verde estimula la circulación de la sangre del cuerpo. Hacer té verde mediante la adición de jengibre.
  • Evitar la ingesta de cafeína, ya que comprime los vasos sanguíneos.
  • No fume, ya que disminuye el flujo de sangre y daña los vasos sanguíneos.

 

Y si lo tuyo es más bien escuchar, ¡EN ESTE VÍDEO TE LO RESUMIMOS TODO!