5 remedios naturles para las quemaduras

En la cocina, planchando, y ahora más si cabe tomando el sol… Sea donde sea, tenemos que evitar las quemaduras.

En el caso del sol, la protección solar es un elemento fundamental para prevenir quemaduras en la piel y, además, para mantenerla sana e hidratada.

Sin embargo, a pesar de todas las recomendaciones, en muchas ocasiones nos vemos expuestos a ellas. Para estos casos existen varios remedios caseros que pueden ayudarte a aliviar esas incómodas y dolorosas rojeces en la piel.

Aloe Vera

El aloe vera se suele promocionar como “la planta para las quemaduras”. Existen estudios que demuestran que el aloe es eficaz para sanar quemaduras de primer y segundo grado. Además, es antiinflamatorio, promueve la circulación e inhibe el crecimiento de bacterias.

Para aplicarlo correctamente, corta una parte de la hoja de aloe vera y pon el gel puro que encontrarás en su interior sobre la zona afectada. En el caso de comprarlo en una tienda, asegúrate de adquirir productos que contengan un alto porcentaje de aloe vera y evita los que tengan aditivos, especialmente colorantes y perfumes.

 

Miel

Además de su delicioso y dulce sabor, la miel es otro de los remedios caseros que pueden ayudar a curar una quemadura. En este caso sería aplicándola tópicamente sobre una quemadura leve.

La miel posee propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y es también un antifúngico natural. Seguro que ahora te gustará la miel todavía más…

 

Caléndula

La caléndula se puede aplicar sobre las quemaduras en forma de empaste con las hojas de una infusión o de aceite de su maceración. Este último podéis comprarlo en vuestro herbolario de confianza, pero también podéis fabricar vuestro propio aceite de caléndula. Para aquellos que queráis, aquí os dejamos cómo elaborarlo:

Se recogen las cabezas de las flores y con ellas se llena un frasco de cristal de boca ancha. Sin aplastarlas y dejando libres unos dos centímetros. Se rellena el frasco con aceite de oliva virgen, prensando en frío o con aceite de almendras dulces.

A continuación se cierra el frasco y se coloca en el exterior (“a sol y sereno”) durante tres o cuatro semanas. Es conveniente remover cada día el contenido del frasco e ir girándolo para que la intensidad lumínica alcance a todas las zonas por igual.

Cabe destacar que es recomendable que la recolección de las flores sea entre las 10 de la mañana y las 3 de tarde,  y ten cuidando de que no estén húmedas.

 

Aceite de coco

El aceite de coco es un producto que puede mejorar tu salud de muchas maneras, ya que contiene ácidos grasos y es muy rico en fibra, vitaminas y minerales.

Tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, al igual que el aloe vera y la miel, y ayuda a prevenir posibles infecciones. Al mismo tiempo, pueden calmar la irritación y el enrojecimiento. Es un gran tónico que hidrata la piel, de forma que acelera el proceso de curación de las quemaduras.

 

Hojas de llantén

Las hojas de llantén poseen diversas propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y antihemorrágicas. Se pueden utilizar las hojas fresas bien lavadas y aplicarlas sobre las quemaduras solares. También se pueden infusionar y untar la pasta de las hierbas sobre la quemadura.

¿Te ha parecido útil este artículo? Si te interesa usar productos naturales puedes consultarnos en nuestra tienda ubicada en la calle San Vicente de Paú, 6, Zaragoza.

Puedes leer más artículos sobre salud en nuestro blog y en el periódico digital Empresas ON.

Related posts