Cerrar

Cómo mantener fuertes tus uñas

tratamiento de unas
Compartir

Las manos son una de las partes del cuerpo que más dicen de nosotros. Seguro que en alguna ocasión te habrás fijado si los que están a tu alrededor  tienen unas manos cuidadas, ya que en cierta medida reflejan gran parte de nuestro cuidado personal. 

Dentro de las manos está claro que son las uñas quienes se llevan el primer puesto a la hora de destacar o penalizar nuestra imagen y no suele gustar mucho lucir unas cutículas olvidadas o unas uñas frágiles, desnutridas o amarillentas.

A continuación compartimos algunos consejos caseros naturales para que podáis cuidar vuestras uñas como se merecen y lucir unas manos envidiables.

Nutre tus uñas desde dentro

Antes de empezar con los remedios “tópicos”, tenemos que asegurarnos que nuestras uñas tienen de todos aquellos nutrientes necesarios para lucir saludables.

Te recomendamos el MSM (Metilsulfonilmetano).  Aunque seguramente lo conocerás por sus bondades como antiinflamatorio o para mejorar nuestra salud articular, es un auténtica maravilla si de nutrir nuestras uñas se trata.

Por otro lado, aunque todos nos conservamos jovencísimos a pesar de cumplir años, tenemos que saber que a partir de los 33, nuestros niveles de silicio empiezan a reducirse drásticamente. Nosotros cariñosamente al silicio le llamamos el “ El Superman” y es que este mineral, además de otros factores, es clave para que nuestro cuerpo luzca fuerte y con elasticidad. Si tienes uñas quebradizas, usa este mineral y verás como en pocas semanas restauras la fortaleza y elasticidad perdida. Para casos de uñas con varias capas (uñas dobles), añadiremos la biotina B8.

Por último, son 3 los principales aminoácidos azufrados que no pueden faltar para mantener unas uñas fuertes: Cistina, Valina, Metionina. Si el aporte de aminoácidos en nuestra dieta es clave, estos aminoácidos compuestos en su gran mayoría por azufre, son imprescindibles para nuestras uñas, ya que son los encargados de favorecer la síntesis de queratina, así como para la formación del colágeno.

Además de concentrados en varios productos de herboristería, puedes encontrarlos en alimentos como la levadura de cerveza, cereales integrales, la avena (muy rica en cisteína), brócoli, germen de trigo, frutos secos…

Cuídalas desde fuera

A continuación, te hablamos sobre diferentes alternativas para cuidar tus uñas de forma externa según tus necesidades.

Fortalece tus uñas

Si hay dos plantas por excelencia para el cuidado de las uñas, son la cola de caballo y la milenrama. Y en este caso, no para tomárnoslas, sino para hacer baños de uñas por su alto aporte de silicio. Realiza una infusión y sumerge tus uñas 1-2 veces por semanas unos 5-10 minutos y sorpréndete con el resultado.

También te sugerimos pinchar 2 perlas de aceite de borraja, añadirle una cuchara de postre de aceite de jojoba y a esta mezcla ponerle unas 20 gotas de aceite esencial de limón. Obtendrás una mascarilla ultra-reparadora que te ayudará a fortalecer las uñas, evitando que se fracturen a la vez que potencias su crecimiento.

Antes de irte a la cama puedes enriquecer tu crema de manos natural, con unas gotas del maravilloso aceite de coco.

Adiós a las uñas amarillas

Otro de los problemas que nos encontramos son las uñas amarillentas. Las causas pueden ser diversas: utilizar esmaltes que contengan formaldehído, fumar, carencia de vitaminas del grupo B, hongos en las uñas

Para ello, te contamos cómo crear tu propio remedio casero blanqueante para uñas: En un vaso pon el zumo de medio limón, una cucharadita de bicarbonato (alimentario si es posible) y aplica la pasta resultante en nuestras uñas.

También puedes hacer baños en vinagre de manzana, sumergiendo las uñas durante aproximadamente unos 20 min.

Como habito higiénico saludable, si eres de las que utiliza mucho los esmaltes de uñas, es conveniente que cada 2 semanas, liberes a tus uñas de los esmaltes y las dejes respirar.

Como eliminar hongos de las uñas

¡Prepárate que vienen curvas! Y es que los hongos de las uñas son latosos y tendrás que armarte de paciencia.

Aceite esencial de árbol de Te o aceite esencial de orégano son muy efectivos, pero hay que aplicarlos localizadamente. Para eso lo mejor es impregnar un bastoncillo de oídos, y mojarlos con 3-4 gotas de A.E de árbol de té o de orégano y frotar suavemente tanto por la parte superior como por la parte inferior de la uña. El momento del día en el que no debemos olvidar aplicarnos esta mezcla es por la mañana nada más levantarnos, porque es cuando los hongos están más activos.

Puedes fortalecer esta mezcla con el aceite de neem y no olvides nuestro maravilloso extracto de semilla de pomelo, con el cual puedes hacer baños de uñas diariamente hasta que vayan desapareciendo los hongos.

Cómo cuidar uñas estriadas

Pueden ser varias las causas por las que aparezcan estas líneas o rayas en nuestras uñas (Edad, patologías…) pero uno de las causas más comunes es la falta de de capacidad de la uña de retener la humedad.

Para este caso de uñas estriadas realizaremos una mezcla de media cuchara de postre de vitamina E liquida  (también puedes pinchar un par de perlas) y la mezclaremos con una cuchara de postre de aceite de ricino. Aplícala preferentemente por las noches.

Cómo desmaquillar tus uñas

A la hora de limpiar los esmaltes o pintauñas, es importante que busquemos productos de una formulación lo más natural posible y que NO contengan acetona, ya que con su uso se resecan  las uñas y se va perdiendo la keratina tan necesaria. Lo ideal sería que dejemos respirar nuestras uñas al menos 1 día a la semana.

Fin de semana en un balneario

Si no sabías cómo justificarlo, tus uñas te dan la coartada. Busca un balneario que tenga aguas azufradas y así, al mismo tiempo que te relajas y disfrutas, fortalecerás tus uñas y recuperaras su elasticidad. 

Esperamos que te hayan resultado útiles todos nuestros consejos. Si quieres conseguir cualquiera de estos productos naturales cuidarán y fortalecerán tus uñas, no dudes en visitar nuestra herboristería online.